Escuela Vocacional Máximo Gómez Báez

“No le temo al enemigo que me ataca, mas le temo al falso amigo que me trata.”
-George Herbert
You are here: Inicio arrow Historias arrow Historias y relatos 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
ALL |0-9 |A |B |C |D |E |F |G |H |I |J |K |L |M |N |O |P |Q |R |S |T |U |V |W |X |Y |Z

Historias y relatos Historias Historias y relatos

El amor a la electrónica PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Geovel O.D.   
martes, 31 de marzo de 2009

Les contaré ahora una historia de mis años de estudio en la vocacional y al mismo tiempo incluiré unas confesiones relacionadas con ella.
Corrían los años 1981 ó 1982 y por motivos de orientación profesional se organiza en la escuela una exposición de electrónica..........


  Diferentes organismos de la provincia que estaban relacionados con esta rama exponen diferentes cosas; se organizaron mesas enfrente de la biblioteca general y dentro de ella y por grupos se hacía guardia para proteger esos objetos, ya que los representantes de las empresas no estaban allí. Estaban expuestos diferentes tarjetas con componentes eléctronicos, componentes por separado y cosas que en realidad no recuerdo y que no se sabía para lo que servía y ni explicación dieron en esos dos o tres días que creo duró aquello. Lo fundamental allí era la guardia, pero imagínense que a la hora de almuerzo no se encontraba relevo y aquello se quedaba sin custodios. Y aquí empieza lo bueno; ya se lo deben imaginar.
Llega el viernes y el pase largo. Por el mediodía, después de almuerzo, todos ya preparados para salir y agrupados en aquel parqueo de donde salían las guaguas y de pronto se dirige a nosotros una gran cantidad de profesores; piden dejar los maletines en el lugar y retirarse a un lado que se realizaría una revisión general. La mayoría no entendía el porqué de esa revisión pero yo sí me lo sabía. La cuestión era que de la exposición alguien había "tomado prestadas" algunas cosas y según la bola que se formó, la tarjeta que se habían llevado era de mucha importacia y con ella se podía hacer hasta una computadora (esa fue una "bola" a lo cubano, ya que en aquel tiempo imagínense ustedes, hablar de PC que ni existían tal como las conocemos hoy ).

Como antes dije, el porqué de esa revisión yo sí me lo presentía bien, ya que en mi maletín tenía como recuerdo de esa expo un imán en forma de palito con los polos magnéticos pintados uno en rojo y otro en azul del tamaño de la mitad de un lápiz, y pueden imaginarse cómo estaba mientras duró esa revisión. Luego llamaron a dos o tres estudiantes y para mi asombro, a mí no me llamaron.

Nos fuimos de pase y al regresar, en un matutino general del lunes, informan sobre la expulsión de la escuela de un alumno al que le habían encontrado la dichosa tarjeta. Este alumno, creo que se llamaba Walter y era de Camaguey, estaba en séptimo grado y era uno de los más inteligentes de ese año, pero eso no se tuvo en cuenta y fue expulsado de la escuela.
Lo otro que quiero contar es sobre altavoces o bocinas en la Vocacional. Muchos no recordarán, ya que no lo vieron, que en 1979 cuando entré a la escuela en cada albergue, en los pasillos, aulas,  en el techo estaban conectadas unas bocinitas japonesas con un cuerpo plástico redondo. Por allí se daba el "de pie" con un din don parecido al de los aeropuertos o terminales y se ponía música; se daban los anuncios y los cambios de turnos. En ese tiempo, un alumno de noveno grado se me dirige un día y me propone ayudarlo con el enconamiento de unas bocinas, que como yo era de Ciego de Ávila y alla vivía un viejo que en su casa toda la vida se dedicaba a hacer estos trabajos (resucitar una bocina vieja, poniéndole el enrollado nuevo y el cuerpo de cartón especial) yo podía llevarlas los fines de semana cuando estaba de pase y luego, a la semana siguiente, traerla ya lista. Yo me puse de acuerdo y hasta un porcientico ganaba con esos encargos. Lo que no me di de cuenta enseguida fue el procedimiento de esas bocinas y ya pueden imaginarse de donde salían. Estuve llevando esas bocinas varias veces y luego se acabó el negocio; parece que ya no quedaban de donde coger o a aquel muchacho les fueron suficientes las que tenía ya.
Pues, así es la vida. Al cabo de tanto tiempo hago estas confesiones, no por resaltar lo que hice sino por desahogarme de estas culpas que cuando uno es adolesente parecen de otro modo.

 


Views: 6736

Comentarios (5)
1. Escrito por Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla el 22-06-2009 21:13 - Registered
 
 
Asi mismo fue. el se llama Walter Barreto y fue el primer expediente que entro en 1979, muy inteligente, actualmente creo que esta aqui en Miami y le va muy bien con su propia compañia de computacion (asi es la vida) Con el tambien botaron a varios mas
 
2. Escrito por Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla el 30-06-2009 11:36 - Registered
 
 
También recuerdo perfectamente aquello. ¿Walter era un muchacho rubio, verdad? Yo sentí, y creo que todos lo sentimos igual, pena por ver cómo por una bobería como aquella se truncaban las posibilidades de un muchacho talentoso. Y es que éramos unos niños! Pienso que habría sido mucho mejor, desde el punto de vista de los profesores, "darle un susto", sin tener que recurrir a la expulsión. Pero se ve que, como se formó tanto revuelo, les costaba pasar por alto el asunto, que era (pasarlo por alto), lo que pienso debió haberse hecho. Me alegra ver que a pesar de eso, desarrolló y desarrolla su talento.  
 
Sólo una cosa: yo tenía la impresión de que eso había ocurrido más adelante, en el preuniversitario, es que si no, me parece que no me acordaría tan bien de Walter... 
 
Un saludo a todos.
 
3. Escrito por Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla el 24-07-2009 20:30 - Registered
 
 
mi hermano
me acuerdo de aquello de las bocinas creo que tu me llavaste a la casa de el viejo una o dos veces, me llevaste porque era mas pequeno, asi es la vida hoy cada cual tiene sus historia de aquella juventud, unos las cuentas otros no pero ali estan en la historia, me despido coko siempre que tiempo aquellos.
 
4. Escrito por Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla el 27-05-2010 18:31 - Registered
 
 
también de bocinas
Como se dijo, en cada aula había bocinas, pues bien, un día en la clase del teacher Roberto castro pusimos un radio Sokol dentro de la bocina, cuando terminó el cambio de turno aún seguía la música, lógico, el profe fue personalmente a la secretaría para que quitaran la música y poder dar las clases, ya se pueden imaginar lo que se armó cuando se descubrió el chiste, perooooo, jamás apareció el dueño del radio, luego, el dueño, se lo pidió a Vidañas, que era el de iternado.
 
5. Escrito por alma el 23-11-2011 00:35 - Registered
 
 
también de bocinas
Recuerdo muy bien esos hechos. 
Creo saber quién era el que "coleccionaba" las bocinas. Eso le costó la expulsión de la escuela. Hace poco he visto su foto en internet y creo que es abogado en Miami.
 

Solo los usuarios registrados pueden agregar sus comentarios.
Por favor, vaya a login, o regístrese.

Powered by AkoComment Tweaked Special Edition v.1.4.6
AkoComment © Copyright 2004 by Arthur Konze - www.mamboportal.com
All right reserved

Modificado el ( miércoles, 01 de julio de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >

Counter de visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy89
mod_vvisit_counterAyer333
mod_vvisit_counterEsta semana1639
mod_vvisit_counterEste mes11648
mod_vvisit_counterTodos510933

Total Users

504 Registrado
0 Hoy
1 Esta semana
34 Este mes
Último: y070268

Cumpleaños

3d - Luis M (25y)
3d - Luisfer (27y)
4d - ccortada (44y)
4d - Miryam_Perez (18y)
5d - YarokyM (46y)

¿Quién está en línea?

No hay usuarios conectados

La hora